internacionales

Boston disfruta, pero otros se preparan

52visitas

Para el béisbol de las Grandes Ligas, la temporada del año 2018 tuvo un gran protagonista de principio a fin: los Medias Rojas de Boston.

Hubo un par de buenas razones para que desde el inicio de la campaña, los de Boston fueran considerados como grandes favoritos para llevárselo todo, desde la División Este de la Liga Americana, el campeonato de la liga y la Serie Mundial.

La contratación de J.D. Martínez, un agente libre de gran potencial que fue cambiado por los Tigres de Detroit a los Diamondbacks de Arizona en 2017, resultó un punto de controversia en un momento; sin embargo, el nativo de Miami dio una respuesta contundente en su primera temporada con los Medias Rojas: .336 de promedio ofensivo, 43 jonrones, 111 carreras anotadas y 130 carreras empujadas, en la que sin dudas es la mejor temporada de su carrera y que lo pone como gran aspirante del premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

La siguiente adición estuvo en el cuerpo técnico. Después de entrevistar a varios candidatos, la administración de Boston decidió contratar al puertorriqueño Alex Cora, quien jugó para el equipo en la histórica Serie Mundial de 2007, segunda del equipo en el nuevo siglo.

Todo el éxito logrado por los Medias Rojas de Boston en 2018 sugiere la posibilidad de que el equipo se haya armado para convertirse en una dinastía. La pregunta es si el béisbol está preparado para que esto suceda.